La principal fortaleza de Hergorm es que cuenta con fundición propia desde sus inicios. Con más de 50 años de experiencia la empresa ha perfeccionado su proceso de producción controlando la calidad de cada uno de sus productos.

Todos los materiales utilizados son de alta calidad y otorgan a estas estufas de leña de grandes prestaciones en relación a durabilidad y fiabilidad.